¿Sabías qué? El Brillat-Savarin originalmente se llamaba Excelsior o Délice.

¿Sabías qué? El Brillat-Savarin originalmente se llamaba Excelsior o Délice des gourmets hasta el año 1930 que fue renombrado en honor del político y célebre gastrónomo Jean Anthelme Brillat-Savarin Brillat-Savarin nació en Bugey, región vinícola entre Saboya y Jura, versada en quesos y embutidos de primera clase. Estudió en Dijon, se convirtió en abogado y obtuvo una carrera rápida como presidente del tribunal, alcalde y comandante de la guardia nacional. Brillat-Savarin adoraba invitar a amigos a su casa y cocinar para ellos. Unió el amor por la gastronomía y la ciencia en su famosa obra Physiologie du Gout, en la cual escribe de forma entretenida y brillante sobre la comida y la bebida. Tan solo unas semanas después de la publicación anónima de su obra maestra, la cual influyó definitivamente en la gastronomía francesa. 
El queso Brillat-Savarin es un queso de pasta blanda y moho blanco a base de leche de vaca, con un 75% de materia grasa en extracto seco.
El descubridor de este queso fue Henri Androuet, famoso afinador de queso de París.

Para su elaboración se sigue la fabricación típica del queso de pasta blanda elaborado con leche pasteurizada a la cual se le añade nata caliente y que coagula mediante el añadido de cuajo. El período de maduración dura entre 3 y 4 semanas.

Es un queso de forma plana de 12-13 cm de diámetro y 3,5 cm de grosor. Su peso oscila entre los 450-500 gr. La corteza es de color blanco a marfil con una flora delicada. Pasta flexible, suave, blanda y cremosa. Durante el período de maduración se desarrollan marchas rojizas sobre la corteza con las cuales el queso gana aroma.

Dado que su tiempo de almacenamiento es muy corto, su sabor pierde calidad con el tiempo. Combina a la perfección con frutos frescos o uvas. En cuanto al vino, su mejor combinación es con vinos afrutados, ya sean blancos o tintos.