¿Sabías qué? El queso Pata de Mulo antiguamente era conocido como queso de Encella o anguila (recipiente cerámico, de mimbre u otros materiales usados para la fabricación de queso o requesón, que en ocasiones se utilizaba también para su conservación).

Pata de Mulo se elabora en la Comarca de Tierra de Campos (Castilla y León), la conforman tierras de Palencia, Valladolid, Zamora y León. En nuestro caso, Pata de Mulo Transhumancia, concretamente de Santiago Millas.
Se sitúa su origen de la mano del queso de Villalón. Este queso era un queso fresco que tenían que vender en dos o tres días después de su elaboración, de no ser así y no poder darles salida en el mercado, se dejaban madurar convirtiéndose en queso pata de mulo.
Nuestro Pata de Mulo de Transhumancia, procede de una quesería artesanal, con cabaña propia. El ordeño se realiza mecánicamente, pasando la leche de manera mecánica de la ubre al tanque de refrigeración, garantizando la higiene y calidad que ofrece la naturaleza y los pastos de la Maragatería, preservando la flora láctica beneficiosa y diversas enzimas que juegan un papel muy importante en el proceso de maduración natural y tradicional de este queso.
Estos quesos se moldeaban a mano, mediante una tela o gasa daban lugar a su forma tubular, haciéndolos rodar sobre una mensa. Y es su forma característica la que le da el nombre, evocando la pata de esta bestia de carga. La forma artesanal de elaborar este tesoro, garantiza una producción limitada para preservar la calidad de este maravilloso queso.

Es un queso de prensado intenso y coagulación enzimática. Se elabora con leche cruda de oveja, es posteriormente sumergido en salmuera y se le deja madurar entre 3 y 6 meses en el caso del curado. 
Su pasta es compacta, de interior prácticamente ciego o sin ojos, prácticamente friable o laminar. Apretado, maduro pero no fuerte y sobre todo, sorprendente. De color blanco hueso aunque puede llegar a ser blanco marfil en los más curados. 
Corteza firme, de color amarillo tirando a ocre. 

Su forma es tubular y en boca recuerda al queso de oveja curado, aunque tiene un punto más salado y aceitoso. 
Marida a la perfección con vinos de la Ribera del Duero y también con blancos secos.
Es un queso muy versátil, se puede tomar en tapas, cocinado, en ensalada… y teniendo en cuenta la época en la que nos encontramos, ¿nos permitís una sugerencia? Una buena ensalada de sandía refrescante, acompañada de Pata de Mulo, con contraste y cuerpo… hará las delicias de cualquier paladar que se precie.

Ingredientes: sandía, Pata de Mulo, limón, aceite de oliva extra y albahaca. Cortar la mitad de una sandía en dados, añadir Pata de Mulo también en dados de aproximadamente 1 cm. Hacer una vinagreta con aceite de oliva extra, zumo de medio limón, una pizca de sal y otra de pimienta. Cortar las hojas de albahaca y añadir a la mezcla, remover. Meter la mezcla en la nevera y esperar a que enfríe… ahora solo queda disfrutar! Agradable al paladar, refrescante, delicioso.