¿Sabías qué? El queso Casín es uno de los quesos más antiguos de España

El queso Casín debe su nombre a la zona de Caso, aunque su elaboración se extiende a los municipios limítrofes de Sobrescobio y Piloña.
La leche con la que se elabora procede de la vaca asturiana de montaña o casina.
Se cree que es uno de los más antiguos de España, aunque su origen sigue siendo un misterios. Archivos documentales lo sitúan en el siglo XIV y sin olvidar que su inusual forma de amasado también lo datan en época anterior. Forma parte de ese conjunto der quesos elaborados en la Cordillera Cantábrica que enraíza directamente con el Neolítico y los primeros pobladores de la Península.
Cuenta la leyenda que en el año 713 los casinos regalaron al rey Don Pelayo, después de la batalla de Covadonga, un queso tan grande que tuvo que ser transportado en carro.
El queso casín es un queso graso, madurado, elaborado con leche entera y cruda de vaca, coagulación enzimática y pasta semidura o dura, amasada.. Desmenuzable al corte. Sabor fuerte y algo picante, con rústico aroma de mantequilla curada y cierto regusto fuerte y notas amargas al final en boca que persiste en e paladar.
Extracto seco mínimo 57%, con un grasa en extracto seco mínimo del 45% y proteína en extracto seco del 35%.
Forma cilíndrica-discoidal irregular, con cara grabada con motivos florares, geométricos o símbolos. 10-20 centímetros de diámetro y entre 4 y 7 cm de alto. Peso entre 250 gr y 1kg.

Corteza lisa y tenue ya que a través de los sucesivos amasados la maduración es uniforme y simultánea dentro y fuera.Color amarillo cremoso oscuro con tonalidades blanquecinas.

El proceso de amasado comienza en la máquina de rabilar que consta de dos rodillos movidos por motor que giran en direcciones contrarias. Se va añadiendo sal en algunos pases por la máquina y, manualmente, se dará forma de pirámide truncada a la masa. De ahí pasan a almacenarlo en las cámaras de oreo entre 5 y 15 días, entre 15 y 20 grados centígrados, tanto vuelta a las piezas cada día. Los zorollos se pueden amasar todas las veces que sean necesarias hasta conseguir la textura deseable. Cuanto más se pase, más fino y homogéneo será el resultado, como resultado su curación será mejor y su sabor más fuerte.

La maduración comienza con un oreo de al menos dos días y se completa en la cámara de maduración con una temperatura que oscila entre 8 y 10ºC, con una humedad aproximada del 80%, continuando el proceso al menos durante 2 meses, en los que se irán volteando y limpiando para llegar a adquirir las características tan peculiares de este queso.
Lo que no te puedes perder es el sabor tan especial de este manjar, para los amantes del queso y los apasionados de las croquetas, aquí os dejamos una receta recomendable 100%.

INGREDIENTES para 4 personas
• 100gr. de Queso Casín • 4 Huevos
• 75cl. de Leche
• Pan Rallado
• 6 cucharadas soperas de Harina
• 1 cucharada sopera de Mantequilla • Nuez Moscada
• Aceite de Oliva y Sal
Cocer dos Huevos y reservar.
Fundir la Mantequilla en una sartén ancha, sin dejar que se queme.
Añadir la Harina, mezclar y dejar a fuego lento, removiendo de vez en cuando hasta que empiece a tostarse.
Incorporar la Leche poco a poco, mientras se liga la bechamel, ayudándose de una varilla ó batidor.
Sazonar ligeramente, dar un toque de Nuez Moscada y agregar el Queso Casín (previamente rallado) más los dos Huevos Cocidos, picados muy finamente.

Mantener a fuego lento sin dejar de remover hasta que adquiera la textura deseada. Ajustar el punto de sal y pasar a una fuente. Cubrir con film transparente tocando éste la masa (para que no forme costra) y dejar en nevera hasta que esté totalmente fría.
Dar forma a las Croquetas y pasarlas por Huevo batido y Pan Rallado. Freir en abundante aceite caliente hasta que se doren las croquetas.
Escurrirlas sobre un papel de cocina absorbente antes de servir
A disfrutar!